¿En qué puede invertir un pobre?

Es evidente que si el pobre que pretende invertir no tiene ni un solo euro no podrá invertir en ninguna cosa. Sin embargo nos referimos como “pobre” a una persona que no tiene más que los escasos ingresos que le pueden generar su empleo, pero que quiere intentar depositar sus pocos ahorros en algún tipo de producto financiero que le genere beneficios, pero que no supongan un riesgo de pérdida de capital.

 La solución es decidirse por alguno de los denominados fondos garantizados, que son fondos de inversión que aseguran un porcentaje de beneficio siempre y cuando el dinero que se invierte se mantenga durante el tiempo establecido de antemano. Este beneficio suele ser relativamente bajo pero en cambio no se pone el dinero en peligro y este crece poco a poco.

 También se puede invertir en los fondos soberanos, esos que los países ofrecen a un determinado tipo de interés, del mismo modo que en el anterior si se mantiene durante el período fijado para generar el beneficio que se estipula. Los tipos de interés también son relativamente bajos comparados con otros productos financieros, pero a cambio también ofrecen un riesgo mínimo frente a posibles pérdidas, y de este modo se asegura al menos que el dinero que se invierte se recupere pasado el plazo.

Los mini créditos y préstamos rápidos son productos útiles, sencillos y rápidos de conseguir. Antes de solicitar uno debemos estar seguros de que es el producto que necesitamos, el que más encaja con aquello que venimos demandando.

Antes de elegir nuestro mini crédito, hemos de sopesar bien todas las posibilidades, condiciones y exigencias que nos solicitan, amén del tiempo que nos dan de plazo para su devolución. Las consecuencias de no pagar un mini crédito a tiempo pueden ser muy graves.

A veces nos dejamos llevar por la premura a la hora de solicitar nuestros minicreditosyprestamosrapidos.es. Pero es fundamental saber que vamos a poder devolver el importe y hacerlo a tiempo. Algunas empresas permiten extensiones en el tiempo, pero otras no.

¿Cuáles son las consecuencias de no pagar a tiempo un mini crédito? Pues la más importante y perjudicial es que pasaremos a formar parte de bases de morosidad como ASNEF. Estas son las bases que suelen mirar las empresas de mini créditos, telefonía y los bancos a la hora de conceder préstamos.

Desde el momento en el que pertenezcamos a alguna, no vamos a poder realizar ningún contrato de telefonía o pedir un préstamo tanto a un banco como a una entidad crediticia. Asimismo, no podremos tener financiación en ningún establecimiento de consumo, lo que quiere decir que a la hora de hacer una compra no vamos a poder financiarla.

Ni que decir tiene que la deuda aumentará rápidamente en poco tiempo, ya que los tipos de interés de estos préstamos rápidos son muy altos. En esta tesitura nos será cada vez más complicado devolver el dinero.

Por estas razones, es conveniente tener muy claro cuáles son nuestras posibilidades para así acceder al mini crédito que mejor se adapta a nosotros. Y no sólo por la cantidad que nos ofrecen, sino también por nuestra solvencia a la hora de devolverlo en los plazos requeridos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *